Hablando de pastores que han caído en adulterio, el teólogo lo relaciona con el «espíritu de Jezabel» y dice que los pastores son el blanco de Satanás, por lo que la Iglesia necesita ponerse de pie para luchar: «El cristianismo está siendo atacado», dijo.

“Nunca me ha gustado hablar o enfocarme en temas demoníacos, pero es un tema que debemos discutir”, dijo Ray Self, Doctor en Teología y Psicología Cristiana y fundador de Spirit Wind Ministries Inc, en Estados Unidos. 

Al citar el texto de Apocalipsis 2.20, que habla de la “Iglesia que tolera a Jezabel”, que induce a las personas a la inmoralidad sexual y la idolatría, recuerda que Jesús, en su ministerio, abordó este tema cuando se enfrentó a los demonios. 

“Estoy muy preocupado por la cantidad de pastores que en los últimos años han caído en la inmoralidad sexual. Cuando eso sucede, no solo se destruye la reputación del pastor, sino que se daña a su familia, a su iglesia y al cristianismo”, dijo.

‘Inspiración demoníaca’

Ray explica que es muy ingenuo que la gente piense que los acontecimientos actuales “no son de inspiración demoníaca”. 

Los pastores son el blanco de Satanás. El espíritu de Jezabel hace varias cosas, como dijo Jesús en el libro del Apocalipsis. El espíritu profetiza, enseña y conduce al siervo de Dios al pecado sexual”, dijo el teólogo.

“El espíritu de Jezabel es muy peligroso y puede falsificar los dones del Espíritu Santo, manipular a las personas y falsificar la sana doctrina para desviar a los pastores”, advirtió.

Como explica Ray, no puedes culpar a Jezabel por todo. “Ella es lo que llamamos una ‘influencer’. Y Satanás apunta a los pastores, y una de las mayores tentaciones de un pastor es la tentación sexual”, aclaró. 

“Jezabel designará a mujeres para tentar al pastor. Es posible que la mujer o el hombre que está bajo la influencia de Jezabel no se dé cuenta de que está siendo utilizado, y es posible que el pastor no se dé cuenta de que Jezabel está atacando hasta que sea demasiado tarde», continuó.

La responsabilidad de los pastores

“Los pastores deben tener responsabilidad . En nuestra cultura, lamentablemente, muchos de ellos se convierten en lo que yo llamo dictadores benévolos. Son grandes muchachos, carismáticos y piadosos, pero no tienen ninguna responsabilidad”, dijo el teólogo.

Ray explica que en casos de ataque o engaño espiritual, es posible evitar caer a través de una actitud humilde y sumisa hacia otros miembros de la iglesia. 

“ La responsabilidad trae protección. Es hora de que despertemos y reconozcamos que el espíritu de Jezabel está tentando y conduciendo a los pastores a la inmoralidad sexual”, advirtió.

“Necesitamos ponernos la armadura de Dios, tomar nuestra espada y nunca más permitir que este espíritu maligno destruya a otro pastor o dañe a otra iglesia”, concluyó.

AcontecerCristiano.Net





Source link