Un empleado que fue despedido por haberse negado a trabajar los domingos, recibe una indemnización por discriminación religiosa, al haber sido vulnerado sus creencias cristianas.

La empresa de Courier Tampa Bay Delivery, en Florida, Estados Unidos, acordó pagar $ 50,000 a Isavion Howard, un empleado cristiano que fue despedido por no presentarse a trabajar en un turno del domingo, día en que el hombre asistió a un servicio de la iglesia.

El servicio de entrega de Tampa Bay, utilizada por Amazon, había contratado al hombre cristiano el 12 de mayo de 2019. Antes de ser contratado, Howard informó a la empresa que no trabajaría los días domingos, ya que ese día lo utilizaría para asistir con su familia a la iglesia, sin embargo la empresa lo programó para trabajar el domingo 8 de septiembre del 2019, y al no asistir lo despidieron.

Howard demandó su caso laboral y ganó. A la empresa de entregas se le ordenó pagarle al hombre $ 50 mil dólares por haber incurrido en el delito de despido arbitrario por discriminación religiosa.

La compensación a Howard está dividida en $ 25 mil por salarios atrasados y otros $ 25 mil por daños compensatorios.

Además de la compensación monetaria, la empresa «brindará capacitación sobre discriminación religiosa» para ayudar a los «gerentes y despachadores» a saber cómo prevenir la discriminación en el lugar de trabajo y tratar de acomodar a los empleados con necesidades religiosas, según el comunicado de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de EE.UU. (EEOC), informó Washington Examiner.

EEOC felicitó a la empresa por colaborar resolviendo la demanda de la mejor forma: «Felicitamos a Tampa Bay Delivery Service por trabajar en colaboración con la EEOC para resolver esta demanda», dijo Robert Weisberg, abogado regional del Distrito de Miami de la EEOC.

AcontecerCristiano.Net





Source link