Pakistaníes asistieron a un evento evangelístico que reunió a más de 52 mil personas, incluyendo miles de musulmanes e hindúes. La predicación del Evangelio ha ocurrido a pesar de la violencia contra los cristianos.

Un evento de evangelización apoyado por Bibles For The World —una organización que trabaja para los “no alcanzados”, es decir, donde hay acceso restringido al Evangelio— reunió a unas 52.000 personas cerca de Karachi, en el sur de Pakistán . 

A lo largo de la semana se llevaron a cabo una serie de eventos que también se transmitieron en línea, lo que permitió llegar a millones de personas no solo en Pakistán, sino también en la India y los países vecinos. 

Según el presidente de la organización, John Pudaite, aunque muchos cristianos se han unido como el Cuerpo de Cristo, la mayoría de los participantes eran musulmanes o hindúes

 Sobre el evento y las oportunidades de divulgación

“Hicimos el evento junto con algunos socios locales muy fuertes y algunos socios internacionales”, dijo Pudaite, quien enfatiza que el rol de la organización es proporcionar Biblias para todos, ya sea en escuelas, prisiones, consultorios médicos, orfanatos o eventos sociales.

“Estamos muy contentos con la fuerza que hemos tenido de nuestros socios locales. No solo organizaron este evento, sino que incluyeron planes para el seguimiento del discipulado y traerán a estos nuevos seguidores de Cristo a sus iglesias”, dijo.

“Los nuevos cristianos, así como los cristianos establecidos, enfrentarán mucha opresión y mucha persecución porque eligieron seguir a Cristo. Que el Espíritu Santo les hable a cada uno de ellos a través de los materiales que distribuimos”, oró.

Situación de los cristianos en Pakistán

Pakistán ocupa el octavo lugar en la Lista mundial de persecución de 2022, donde los cristianos ya enfrentan terrorismo, superpoblación, pobreza, analfabetismo y corrupción política. 

Debido a esta realidad, hay muchos ataques contra las minorías religiosas. Incluso se arresta a pastores cristianos cuando no se someten a los deseos de las autoridades. Esto envía una advertencia a la minoría cristiana y los intimida, ya que son considerados ciudadanos de segunda clase y discriminados en todos los aspectos de la vida.

AcontecerCristiano.Net





Source link