Después de 25 años en el estilo de vida gay, George Carneal, conoció a Jesús y fue libre de su pasada manera de vivir. Recientemente afirmó que la agenda LGBTQ está «contra todo lo pro-familia, pro-cristiano y pro-vida».

En varias partes del mundo el activismo LGBT ha avanzado en diferentes áreas de la sociedad. Lo que hace unos años, para muchos, era solo una búsqueda de inclusión y respeto por las diferencias, ahora parece haberse convertido en una lucha por la imposición de una cosmovisión que va en contra de los valores cristianos.

Para Carneal, autor del libro Queer to Christ: My Journey Into the Light, hay una “agenda” que poco a poco se ha ido implantando en la sociedad, por lo que los cristianos están siendo silenciados.

Carneal es un ex homosexual. Vivió como un hombre gay durante nada menos que 25 años, hasta que entregó su vida a Jesucristo. Actualmente, el escritor trabaja alertando a la comunidad cristiana y conservadora en general, sobre los objetivos reales del activismo LGBT.

“Sabía que cuando ellos abrieran las compuertas nunca sería suficiente hasta que miráramos el panorama general de lo que realmente es la agenda. Y eso es silenciar a los cristianos y toda oposición a esa agenda, y cualquier cosa que sea pro-familia, pro-cristiana, pro-vida, pro-Estados Unidos».

Según Carneal, la vida homosexual ha sido retratada con un toque de fantasía por la industria cinematográfica y los medios de comunicación en general. Explicó que la realidad es bastante diferente cuando una persona gay sale del armario y cuenta los detalles de lo que vivió en su piel.

“Hasta que te sientas y escuchas los testimonios de cada persona gay, lesbiana y transgénero que salió de esta vida y escuchas las historias de terror de lo que pasamos y la realidad de esa vida”, dijo el autor, según CBN News. “La vida es muy diferente a Hollywood y a lo que retratan los medios”.

¿Cómo reaccionar?

Cuando se le preguntó cómo deberían reaccionar los cristianos a la práctica homosexual defendida por el activismo LGBT, Carneal explicó que uno no debe respaldar un estilo de vida que se sabe que la Biblia condena como un pecado.

«Los estás empujando a una rebelión aún mayor contra Dios», dijo. En cambio, la verdad debe ser contada con amor. «Cuando vienen a ti y te dicen: ‘No, no, no, está bien’, puedes darles las Escrituras porque no se sentarán y estudiarán la palabra de Dios y obtendrán la verdad por sí mismos», concluyó.

AcontecerCristiano.Net





Source link